Emergencias sociales: Demandas de auxilio que, sin constituir una urgencia vital, plantean un problema para el bienestar de la persona que las padece. Normalmente son situaciones derivadas del día a día, como caerse al suelo y no poder levantarse o tener problemas para acceder a la cama, que se dan en mayor medida en personas mayores o con necesidades motrices, normalmente en periodo nocturno.

Transporte adaptado: Realizado por nuestros vehículos y cuya finalidad es facilitar los traslados necesarios de los pacientes con problemas de movilidad o necesidades especiales.

Ayudas para la superación de barreras arquitectónicas: Estas prestaciones, cada vez más frecuentes, comprenden solicitudes de personas en sillas de ruedas o con problemas de movilidad que, en muchos casos, necesitan ayuda para algo tan simple como entrar y salir de su vivienda o subir y bajar escaleras.

Programas socio-educativos: La asociación pretende concienciar y mentalizar a todos los ciudadanos sobre diversas desigualdades y problemas que atañen a la
sociedad actual mediante campañas o charlas en lugares públicos, centros educativos o lugares en riesgo de exclusión social.

Apoyo psicosocial en situaciones de emergencia: Cuando surge una situación extraordinaria en la que el usuario físicamente está en buen estado pero su aspecto psicológico y social puede estar comprometido (situaciones en las que la persona se haya visto obligada a dejar atrás su vivienda y sus pertenencias, fallecimiento de seres queridos, etc.) la asociación cuenta con voluntarios preparados para atender las necesidades que les surjan ya sea a nivel psicosocial o cediéndole recursos que precisen (ropa, comida, etc.)